Apuñalan y matan a un joven en el vestuario del Club Alumni

Leandro Quilaleo tenía 21 años y fue encontrado muerto de siete puñaladas en un vestuario del Club Alumni de Puerto Madryn. El joven era un hincha del club y según testimonios había sido visto por última vez en la madrugada del domingo.

El cuerpo de Quilaleo fue encontrado en el vestuario de visitantes a las 14 horas del domingo, pero una de las personas que se encontraba en las inmediaciones del club y había concurrido temprano para participar de un evento, mencionó que “hubo algunas personas que vieron a un encapuchado yéndose del vestuario cerca de las 8:30 horas de la mañana, y salir del club por uno de los portones que linda con una de las canchas de fútbol”.

Una vez conocida la información, personal de la Policía Científica, Policía del Chubut y la División Motos se apersonaron en el lugar del hecho, donde poco a poco comenzaron a concurrir amigos y conocidos de la víctima, así como también los propios padres de Quilaleo, quienes dialogaron con las autoridades policiales allí presentes, entre ellas el jefe de la Unidad Regional Puerto Madryn, comisario Marcelo Diosquez, y el subjefe de la dependencia, comisario Ricardo Cerda.

Por el hecho en la tarde de este domingo se detuvo a un sospechoso del homicidio, quien fue una de las personas que estuvo con la víctima en las últimas horas.

Intervención policial

El jefe policial indicó que, según las primeras pericias realizadas en el vestuario, “están los rastros propios de este tipo de heridas, hay goteo y sangrado pero no se evidenciaron, en el momento de la intervención de la Policía Científica, grandes signos de violencia en el interior del lugar”.

El asesinato ocurrió dentro del vestuario

Al respecto, el jefe de la Unidad Regional, comisario mayor Marcelo Diosquez, precisó que “el hecho que nos está ocupando surgió cuando, alrededor de las 14 horas, se recibió un llamado telefónico en el que daban cuenta de la presencia de una persona masculina, aparentemente sin vida, en el interior del predio del Club Alumni” y agregó que “se constituyó personal de la Seccional Segunda y, efectivamente, constató que un sujeto masculino, posteriormente identificado como Leandro Quilaleo, de 21 años de edad, se encontraba en el interior de lo que sería un vestuario del club en cuestión, ya sin signos de vida”.

Sobre las heridas detalló que “a simple vista, presentaba unas lesiones aparentemente de arma blanca, luego vino el médico policial de turno que se acercó a analizar el cuerpo, el cual tenía un total de siete lesiones, y por el momento no se ha podido determinar cuál de ellas fue la que produjo la muerte de esta persona, lo cual será establecido una vez que se realice la autopsia, dispuesta por la fiscal interviniente”.

Consultado sobre la presencia de signos de violencia en el lugar donde hallaron el cuerpo, Diosquez sostuvo que “están los rastros propios de este tipo de heridas, hay goteo y sangrado pero no se evidenciaron, en el momento de la intervención de la Policía Científica, grandes signos de violencia en el interior del lugar” y, en relación a si el crimen fue perpetrado en el interior del sitio o bien el cuerpo podría haber sido trasladado al vestuario, mencionó que “en un principio, debido a la primera intervención, se pudo establecer que (el hecho) ocurrió en el lugar donde fue encontrado el cuerpo”, agregando que la hora de la muerte será establecida luego de que sean realizados los procedimientos médicos de rigor, aunque “aproximadamente son unas siete u ocho horas” que el joven llevaba muerto al momento en que denunciaron su hallazgo.