Chubut: el MPF difunde recomendaciones para el uso apropiado de redes sociales

Debido a que los menores no suelen tener conocimiento sobre el riesgo que corren ante la posibilidad de ser influenciados por inadaptados de la web,el Ministerio Público Fiscal hace llegar una serie de recomendaciones para proteger a los chicos.

En la comunicación está la clave

La comunicación entre padres e hijos es fundamental para que sus hijos entiendan los riesgos que atraviesan al hacer uso de las redes sociales. Los adolescentes que han crecido durante el desarrollo de las redes sociales, tienen otra estructura mental. No es ni mejor ni peor a la de los mayores. Simplemente es distinta. Por eso todos tenemos que estar más educados al momento de hacer uso de Internet.

Los profesionales del Ministerio Público Fiscal, especialistas en esta problemática, Figueredo y Zamora, destacan la necesidad de que los padres bloqueen algunos de los accesos a Internet, conozcan las contraseñas que utilizan, revisen sus chat, los “amigos” que se generan, sitios que consultan y sobre todo estar atentos a los cambios de conductas de sus hijos.

El llamado “grooming” prevé penas de entre 6 meses a 4 años de prisión para aquel que utilice medios informáticos o electrónicos con el objetivo de contactarse con menores con la finalidad del intercambio de contenidos vinculados con la sexualidad.

Recomendaciones para el uso de redes sociales

-Estar atentos a los cambios de conductas de sus hijos.

-Bloquear los accesos a Internet que considera inapropiados.

-Conocer las contraseñas que utilizan los menores.

-Revisar periódicamente sus chat y los contactos que poseen.

-Revisar los sitios que consultan.

-Recomendarles no hacer caso ni responder a correos desconocidos.

-Ante cualquier duda respecto a mensajes con contenido sexual, dar aviso inmediato a las autoridades.

-Recomendarles no dar datos familiares, de costumbres hogareñas, horarios laborales, composición familiar ante mensajes de desconocidos.

-Cuando la computadora es usada por menores, colocarla en un lugar visible de la casa.

-En lo posible, que la computadora no se ubique en las habitaciones de los menores.

-Charlas permanentemente con los hijos respecto a estos temas.