Cruce de datos y dudas en la apertura de investigación por el violento robo en Gaiman

El hecho de confusas aunque graves características, tuvo lugar el 25 de noviembre cerca de las 23,45 en una chacra de Gaiman, cuando su propietario se encontraba durmiendo, mientras dos hijas menores de edad miraban televisión.

Una audiencia de control llevada adelante en horas de la tarde de hoy culminó con la apertura de investigación determinada por la Jueza Ivana González, a solicitud del Ministerio Público Fiscal, representado por la fiscal general Griselda Encinas, aunque los indicios no fueron suficientes como para determinar la medida de prisión preventiva para dos personas imputadas por un robo doblemente agravado por uso de armas en despoblado y en banda.

Aquella noche, el hombre dueño de la vivienda fue sorprendido y despierta cuando era atado con alambre, estimando que habían ingresado entre 5 y 7 personas. Las niñas son llevadas por uno de ellos portando arma también al dormitorio y allí son atados de pies y manos, mientras se le requería al padre acerca de determinadas armas de fuego y de dinero. Es así que se alzan con un botín conformado por aproximadamente siete armas de diversos calibres y municiones, a la vez que se hacen del dinero que la víctima tenía consigo, y luego se apoderan también de una camioneta Amarok con la que escaparon del sitio.

De acuerdo a lo informado por la policía, son avisados al 101 cuando la víctima logra deshacerse de sus ataduras, y se inicia una persecución de dos autos que salían de la chacra en cuestión, realizándose posteriormente un operativo cerrojo con personal de 28 de Julio, Gaiman y Dolavon, siendo detenidas las dos personas en sendos vehículos, según indican en un lugar cercano a La Angostura.

Es la propia persona afectada quien en sus declaraciones dice reconocer a uno de ellos por la voz, ya que habrían actuado encapuchados, y cuando los patrulleros circulaban por caminos del lugar, es él mismo quien observa un teléfono celular en el piso y al tomarlo siente un llamado que activa escuchando que le dicen: “mono, te estamos esperando en la estación de servicio camino a Comodoro”, procediéndose al secuestro de este elemento.

El día 26 por la tarde se encuentra la camioneta robada, y se realizan allanamientos en dos viviendas, a partir de la huella dactilar encontrada en uno de los vehículos, y en ellos se secuestran armas y teléfonos. Quienes fueron allanados resultaban ser conocidos de los dos detenidos traídos a la audiencia de control. La doctora Encinas solicitó la apertura de investigación y de acuerdo a las características graves de lo sucedido y la pena en expectativa pidió dos meses de prisión preventiva.

Defensa
defensor Sergio Rey puso en crisis todo lo informado por la policía, aludiendo también a que la defensa no fue notificada debidamente de los hechos. Pero enfatizó que en todo lo detallado no dan los tiempos ni los espacios, preguntándose como pudo la víctima determinar que los intrusos iban en dos autos cuando se encontraba durmiendo, agregando que el resto de las evidencias presentadas no llegan a fundamentarse como elementos de convicción suficientes.

Resolución
La doctora Ivana González dijo que el indicio principal es que los vehículos perseguidos salían de la chacra, de acuerdo a la información policial, aunque dejó entrever que la cantidad de elementos presentados puede haber llevado a generar una serie de confusiones, expresando a la vez dudas sobre las formas en que fueron encontrados.

Gentileza: MPF Chubut