El boliche que puso en tela de juicio varias legislaciones vigentes sobre la permanencia de menores en locales nocturnos, fue nuevamente juzgado luego de que en la madrugada de ayer en un operativo de control, el Servicio de Protección de Derechos interviniera encontrado allí a una menor de 15 años que supuestamente modificó su DNI para ingresar.

El hecho se suma a la discusión que mantuvieron concejales de la ciudad, quienes exhortaron al ejecutivo municipal a no autorizar la re-Apertura. La joven fue demorada y minutos después fue retirada por sus tutores