Policías dieron detalles de las tareas realizadas para dar con el homicida de Lamami

En la continuidad del juicio oral y público en el que se ventila la conducta de Pablo Catrihual por el homicidio del vecino de Rawson, Héctor Lamami, policías que investigaron el hecho dieron cuenta del entramado de intercepciones telefónica realizadas hasta dar con el imputado en una fiesta familiar, en la ciudad de Paraná Entre Ríos.

El comisario Pablo Zabala, jefe de la Brigada de Investigaciones de Rawson, y el oficial principal Gabriel Castelnuovo, brindaron detalles de la investigación, los testimonios que tomaron, el chequeo permanente a la largo de casi un año de llamadas telefónicas entre sospechosos, además de allanamientos realizados en la ciudad de Trelew y la ciudad de Rawson, en procura de hallar evidencias que permitieron dar con los autores del hecho.

Hasta el momento el único imputado es Pablo Catrihual, pero tras el hecho en el departamento donde vivía solo la víctima, en el barrio Malvinas Argentinas de la capital provincial, fueron vistas salir dos personas. Catrihual fue reconocido por un testigo en el debate del viernes pasado. Judicialmente fue un “reconocimiento impropio” el que realizó el testigo , pero igualmente fue tenido en cuento por el tribunal integrado por Mirta Moreno, Sergio Piñeda y Laura Servent.

Testigos importantes

En el debate declararon además otros policías del Area Criminalística que realizaron un minucioso examen del departamento donde fue hallado muerto Lamami, el 13 de abril del año pasado, cerca de las 20 horas. Se aguarda con expectativa los testimonios de Lucas Figueroa y Juan Faguada, en su momento sospechosos de haber participado en el hecho, además de ser allegados de Catrihual.

El primero fue quien llamó a la guardia del Hospital de Rawson horas después del hecho dando cuenta de una persona con problemas de salud en un departamento del barrio Malvinas Argentinas. Sin querer identificarse dio datos erróneos de la dirección, por lo que los paramédicos regresaron al no poder identificar el lugar al que habían sido convocados.

Por su parte Faguada, operó primero él y luego su suegra, el teléfono celular también robado a la víctima. Se trata de un sujeto con un extenso prontuario policial –así fue mencionado en el debate por los dos oficiales de la Brigada de Investigaciones- que en su momento compartió un pabellón de la Alcaidía de Trelew con el imputado Pablo Catrihual.

Fuente: Ministerio Público Fiscal Chubut