Artero confirmó que fue increpada por el diputado Ingram

La mandataria aclaró que Ingram “ no me agarró del cuello, sino que me agarra la campera a la altura del cuello, de todas maneras hay formas y formas de dirigirse hacia las personas, más allá de que uno sea mujer, y el otro debería pedir y decir las cosas de buena manera”, señaló

La intendenta de Rawson, Rossana Artero, confirmó que fue increpada por el diputado Roddy Ingram durante la Fiesta Provincial del Langostino, tal como se observa en una fotografía que se viralizó durante el fin de semana, y que analiza junto a su familia realizar la denuncia por violencia de género.

Según la mandataria, el legislador estaba muy ofuscado “porque hicimos la apertura oficial de la Fiesta Provincial del Langostino 10 minutos antes de las 20.30, que según él era la hora de la apertura, y se enojó mucho”.
“En un momento se me acercó y me increpó, estaba muy enojado, me dijo que le habíamos jugado sucio, que así no se jugaba”, detalló, al tiempo que agregó: “También me recriminó que no lo habíamos dejado subir al escenario, cosa que no fue real, en el escenario estuvieron dos funcionarios de turismo de Trelew que pertenecen a Chubut Somos Todos. Lo que ocurrió es que llegó tarde y se enojó”, afirmó.

La noticia de la agresión de Ingram a Artero se conoció el viernes pasado cuando un portal web difundió una fotografía en la que se observa al legislador provincial agarrar a la intendenta de la campera a la altura del cuello, se pone cara a cara y la mira con enojo.

Artero destacó que “la fotografía que se publicó en una página web es muy elocuente de lo que ocurrió”, y explicó que hasta ahora no había hablado del tema porque “no me gusta hacer público este tipo de cuestiones, pero como el diputado salió hoy a contar su verdad, yo cuento la mía. Y la verdad es que este tipo de violencia, sobre todo en política y hacia una mujer, la he vivido muchísimas veces, y estoy evaluándolo con mi familia si hacemos la denuncia correspondiente”.

“No me gusta hablar de estos temas, soy mujer y desde hace un año vengo padecido ataques violentos en redes sociales –dijo, visiblemente emocionada- en donde hay una persona muy allegada al gobernador que se la pasa tuiteando y le recomendaría que trabaje, como dice el gobernador, que se ocupen de trabajar en lugar de tuitear”.
Aclaró que Ingram “que no me agarró del cuello, sino que me agarra la campera a la altura del cuello, de todas maneras hay formas y formas de dirigirse hacia las personas, más allá de que uno sea mujer, y el otro debería pedir y decir las cosas de buena manera”.