Río Mayo: beba de 1 año recibió una brutal golpiza y se encuentra en grave estado

La niña ingreso al hospital en grave estado con un cuadro de deshidratación, golpes en zona de pulmones y páncreas, entre otras lesiones. Ayer a las 22 hs, el equipo de investigadores recibió la denuncia en la oficina de la Fiscalía y de forma inmediata, solicitaron al Juez de turno, que autorice órdenes de allanamiento y la detención, de la pareja de la mamá de la menor, quien se encontraba a su cuidado.

Una menor de un año y cuatro meses de edad, se encuentra internada en terapia intensiva, en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Su estado de salud es grave y el pronóstico reservado. La Fiscalía pidió la detención de la pareja de la madre de la nena.

El sujeto, de 18 años, está preso en la comisaria de Rio Mayo. Mañana ,debe presentarse en la audiencia de control de la detención y formalización de la investigación, en la Oficina Judicial de Sarmiento. En principio, podría ser imputado por el delito de tentativa de homicidio. También se podría investigar un presunto abuso sexual.

LOS HECHOS

Ayer a las 17:00, arribo al Hospital Regional una ambulancia procedente de Rio Mayo, trasladando a una niña de 1 año y 4 meses. La menor presentaba un cuadro médico de deshidratación, golpes varios en zona de páncreas y pulmones, entre otros síntomas.

En este sentido, se informo que la niña, actualmente, se encuentra en muy grave estado de salud, con pronóstico reservado. Fue sometida a una intervención quirúrgica y luego trasladada a la sala de terapia intensiva.

En virtud de lo relatado, tomo intervención la Comisaría de la Mujer ,quienes recepcionaron denuncia penal, a la madre la nena.

En este contexto, se supo que mantiene una relación inestable , de idas y vueltas desde hace tres años, con el joven de 18 años, que fue detenido. El sujeto seria el padre biológico de la niña, pero este vinculo no está acreditado. Por esta razón la menor, no lleva su apellido.

Asimismo, la mujer , indico que el martes 14 de febrero a las 09:00, se encontraba en su domicilio, junto a su hija y el adolescente sospechado. Luego se fue a su trabajo. Antes de retirarse, le pidió a su pareja, que no despertara a la niña.

Regreso a las 13:00. La niña se encontraba en su cama durmiendo de costado y advirtió que no tenia movimientos. El sospechoso, le dijo que la menor tenía fiebre. Su madre, decidió darle un baño, pero tampoco logro que reaccionara.

Allí decidió acudir al hospital. El sujeto, las acompaño a la guardia. El médico que la reviso, noto que tenia marcas en el cuello y hematomas en la zona abdominal.