EMA reclama la inmediata renuncia de la Secretaria de Cultura Lorena Marín

Empleados Municipales Agremiados repudió el violento ataque del que fueron objeto tres empleados municipales de la Secretaria de Cultura y reclamaron la inmediata renuncia de la titular de esa cartera, Lorena Marín por considerarla responsable de las agresiones que padecieron sus afiliados por realizar un justo reclamo de pago de haberes atrasados, manifestó el titular de la entidad sindical, Samuel Vargas en conferencia de prensa.

Los hechos denunciados en sede policial, ocurrieron pasado el mediodía del miércoles 29, en ocasión que la Secretaria de Cultura, Lorena Marín se hizo presente en el Centro Cultural José Hernández, acompañada por dos individuos. En el lugar los empleados efectuaban una protesta pacífica por la falta de pago de horas extras que llevan más de tres meses de atraso. Habían colocado unos carteles expresando su protesta. Los dos sujetos que llegaron con la funcionaria intentaron sacar tales carteles y fue entonces que al intervenir Alfredo Franco, fue objeto de una fuerte golpiza que termino con su humanidad en el piso desmayado por los golpes. Intercedieron sus otros compañeros, Carlos Jaramillo y Rolando Vega que también fueron golpeados. Todo ocurrió bajo la mirada de la Secretaria que nada hizo para interceder y evitar que el castigo corporal continuara, denunció Samuel Vargas.

A raíz de lo descripto, los agredidos hicieron la denuncia policial el mismo día de los hechos y ayer Jueves concurrieron a la Fiscalíua de Rawson para ratificar los hechos y solicitar la intervención de la justicia. Vargas adelantó que a través del asesor legal iniciarían acciones judiciales por violencia laboral.

CON LOS CONCEJALES

Cerca del mediodía se trasladaron dirigentes y damnificados a la sede del Concejo Deliberante de Rawson donde expusieron ante los concejales los graves sucesos ocurridos y reclamaron su intervención, planteando que la funcionaria debe ser separada de su cargo.

“Creemos que en estos tiempos democráticos no se puede aceptar este patoterismo y agresiones fiscias. Nuesros compañeros hacin un justo reclamo e inclusive la propia intendente ya conocía que existía este pedido y hasta les dijo que hicieran los papeles porque se les iba a pagar lo adeudado. Sin embargo Lorena Marín negó el pago y los amenazó con trasladarlos de su lugar de trabajo y bajarlos de categoría, o sea la habitual apretada que tampoco aceptamos y rechazamos plenamente”, manifestó Vargas en el final.