El municipio inspeccionó el lugar donde se encuentran elementos históricos del Museo de Rawson

Con la supervisión del municipio de Rawson, y la participación de vecinos en calidad de veedores, se inspeccionó el edificio de la exusina, lugar donde se encuentran depositados varios mobiliarios y elementos que pertenecen al Museo de la Ciudad.

Este martes, Patricia Lorenzo, quien estará a cargo de la Coordinación de Patrimonio, Historia y Museos, se acercó al lugar acompañada de personal de Patrimonio y de Asesoría Letrada, de vecinos y exempleados del Museo, y luego de visibilizar todo lo que existente en el lugar, se labró un acta para dejar constatado el lamentable estado en el que se encuentran los objetos.

Al termino de la actividad, Lorenzo comentó que “años atrás por decisión política, se cerró el Museo de la Ciudad, y todos los objetos y archivos fueron depositados en la exusina”.

“Nos acercamos al lugar para tomar conocimiento de la situación en la que están todos los elementos. Es un depósito que tiene mucha humedad, aquí lamentablemente fueron depositados mobiliarios, objetos y fotos que pertenecieron a la historia de nuestros vecinos, de nuestra ciudad y al legado que ellos nos dejaron”, relató Lorenzo.

Al tomar conocimiento de la situación, Lorenzo remarcó: “Éste no es el lugar adecuado”.

Museo 1923

La funcionaria señaló que el sábado 21 se inaugurará el Museo 1923. “Para ello se elegirán algunos objetos que están aquí, y se los acondicionará para poder exhibirlos en la temporada 2020”.

Con la totalidad de los elementos que están en el lugar “se hará un trabajo muy minucioso, tendrán el tratamiento correspondiente. El objetivo es poder establecer un lugar definitivo para que el Museo de la Ciudad pueda estar a disposición y sea el centro de interpretación de la historia. La idea es recuperar todo lo que la gente dio en calidad de préstamo o donación, no hay registros, si bien solo hay un inventario que vamos a cotejar”.

Testimonio
Por su parte, la vecina Raquel Andrea Moreno, quien asistió en calidad de veedora en representación de sus hermanas y familia, dijo que “verificamos las cosas y nos encontramos con un panorama muy triste”.

Moreno relató que “mi padre había donado una balanza que era de sus abuelo, un reloj de pared, y fotos. Fue imposible encontrar algo, por lo menos hoy. Me voy muy angustiada, porque no vi nada de lo que donó mi familia, es un lugar muy oscuro, con mucha humedad” y bregó por encontrar una solución y que los vecinos “puedan contar con la historia al alcance de la mano”.

La vecina reconoció que “los vecinos de Rawson somos muy dejados para estas cosas” y que “hay que recuperar todo”.