En Rawson, la gente entendió que el mejor remedio contra el coronavirus es quedarse en casa”, señaló Gazzera

Confiado en el cumplimiento de las medidas municipales preventivas dispuestas frente al brote del coronavirus, y a las fijadas por Provincia y Nación, el secretario de Gobierno, Educación y Seguridad de Rawson, Carlos Gazzera, subrayó la actitud del vecino capitalino que “entendió que el mejor remedio (contra la pandemia) es quedarse en casa”.

Reconoció que “es difícil la postura adoptada porque cada persona tiene sus obligaciones y no debe desatenderlas”, pero “por el bienestar general, deben tener paciencia”, señaló.

 

El aislamiento social, preventivo y obligatorio se extenderá hasta el 26 de abril. Frente a la recesión económica y el impacto social que generó el virus, en Rawson –más allá que en Chubut no hay personas infectadas al presente-, se decidió junto a las fuerzas de seguridad y sectores de la sociedad civil el reparto de viandas para contrarrestar la adversidad actual, y otras medidas preventivas, como los controles de circulación de personas en los barrios y la desinfección integra.   

 

Gazzera explicó que “antes de decretarse la pandemia, ya habíamos tenido una reunión en el marco del Comité de Emergencia para evaluar procedimientos preventivos; pero avanzado el virus decidimos con las fuerzas de seguridad federales y provinciales acompañar todo el esfuerzo realizado por el municipio”.

 

“Formalizamos retenes en todos los barrios, en virtud de que nos llegaron denuncias que no se acataba la prohibición de circulación, y el aislamiento necesario. Y a esos controles les sumamos la desinfección, con el equipamiento necesario”, comentó el funcionario.

 

Dispuestas esas acciones, “debemos decir que en Rawson tuvimos un alto acatamiento al decreto presidencial con la presencia de las fuerzas de seguridad en los barrios; la gente entendió que el mejor remedio para esta pandemia es no salir de casa”, dijo.

 

“Reconocemos que es difícil porque uno debe desatender muchas cosas particulares, pero pedimos paciencia”, apuntó el secretario de Gobierno.

 

Remarcó que en el municipio “las tareas administrativas continúan pero con personal reducido