Biss destacó la inversión tecnológica de «Cabo virgenes».

El intendente de Rawson, Damián Biss, valoró la “inversión tecnológica” efectuada por la empresa “Cabo Vírgenes” para potenciar la producción de la planta, abriendo paso en el último tiempo al procesamiento de calamar importado desde Mar del Plata, actividad poco acostumbrada en el puerto capitalino.

En un contexto económico adverso, obligado por la pandemia del coronavirus, desde el Ejecutivo destacaron la reconversión de algunos empresarios del sector para sostener la actividad de las empresas en tierra.

La materia prima procesada en la pesquera que este miércoles recorrió el intendente Biss, se exporta a Japón. Y emplea a más de un centenar de personas. El mandatario constató en el lugar el cumplimiento del protocolo sanitario presentado por la empresa, en el marco del distanciamiento social impuesto por el Gobierno Nacional para prevenir el CoViD-19.

Al observar el proceso productivo, Biss destacó que “a pesar que no se inició la temporada de pesca de aguas nacionales, hay una decisión de los propietarios de traer calamar de Mar del Plata para generar movimiento y reactivar los puestos de trabajo”.

En esta línea, indicó que “estamos sorprendidos por el nivel de inversión y tecnología” utilizado por la pesquera para el proceso de la materia prima. “Es importante la logística y capacidad de producción de la planta pesquera”, por ello “es fundamental el acompañamiento del Estado municipal en este tipo de industrias, nuestra intención es que esta actividad se amplíe y genere más puestos de trabajo”, apuntó.

Diálogo

Por su parte, el subsecretario de Desarrollo Económico, Eduardo Varela, anticipó que “el intendente, con la visita de hoy (miércoles), inició una serie de reuniones que pretende tener in situ con cada una de las empresas y comercios de la ciudad. Y por otro lado, interiorizarnos de la problemática que ellos están teniendo”.

“Fue un encuentro positivo, donde sacamos conclusiones interesantes”, graficó Varela al indicar que “uno de los inconvenientes que tiene el sector pesquero, sobre todo el que exporta, es que en la ciudad no contamos con una delegación de Aduana y de Senasa. Urge tener una delegación de ambas instituciones en la ciudad, sobre todo porque cada vez que tienen que exportar cargamentos deben llamar a Puerto Madryn para que se pueda realizar la documentación correspondiente y el producto se exporte”.

“El intendente se comprometió a gestionar ante quien corresponda para ver la posibilidad que ambas instituciones tengan su delegación en la ciudad”, dijo el funcionario.

Disposición

“Hay buena predisposición por parte del municipio para ayudar y apoyar el trabajo de las empresas en Rawson”, con lo cual “quedamos en seguir trabajando juntos y reunirnos con otras empresas del sector para trabajar temas inherentes a la actividad”, dijo el propietario de “Cabo Vírgenes”, Eduardo del Río.

Con el intendente Biss, comentó el empresario, “analizamos temas vinculados con la flota, puertos, transporte. Y evaluando otros como los servicios de agua y energía de la zona portuaria”.

Además, “estamos llevando adelante un proyecto de tratamiento de efluentes en conjunto con las empresas pesqueras; dándole prioridad a este tema para solucionarlo antes de fin de año”.