Poliomielitis: adiós a la vacuna Sabin Oral en la Argentina

Desde este lunes 1 de junio la Argentina suprimirá la vacuna Sabin Oral y comenzará a aplicar solamente la vacuna Salk con 3 dosis antes del año de vida y una dosis de refuerzo en la edad del ingreso escolar.

«Hoy estamos todos muy emocionados al darle la despedida a las gotitas que nos ayudaron terminar con la polio y que usamos en el país en operativos masivos desde el año 1971», dijo Mirta Roses, titular de la Comisión Nacional de Inmunizaciones, quien participó del habitual reporte matutino del Ministerio de Salud sobre la situación del coronavirus en el país.

La especialista, quien también es Directora Emérita de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), explicó que de ahora en más se utilizará sólo la vacuna inyectable tipo Salk, más completa que la Sabin y con menos posibilidades de generar complicaciones derivadas del propio virus que se utiliza en su elaboración.

De acuerdo a la resolución 814 del 22 de abril, el Ministerio decidió modificar el esquema de vacunación siguiendo una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El nuevo esquema anunciado hace una semana por el Ministerio de Salud pasará de la actual oral bivalente (bOPV) más conocida como Sabin, a la vacuna inactivada (IPV) también conocida como Salk y constará de 3 dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad y un refuerzo en el ingreso escolar entre los 5 y 6 años.

En el país, el último caso registrado de poliomielitis fue en 1984, mientras que diez años después, en 1994, la región de las Américas fue primera en ser declarada libre de la enfermedad. El año pasado, según datos de la Organización Mundial de la Salud, en todo el mundo se notificaron 156 casos de polio y se estima que la vacuna pudo evitar más de 16 millones de casos de parálisis por el virus.

Fuente: La Nación