Biss y Awstin se reunieron con el sector pesquero para definir el protocolo sanitario

El intendente de Rawson, Damián Biss; junto al secretario de Pesca de Chubut, Adrián Awstin; se reunieron con referentes de sindicatos y gremios nucleados dentro de la actividad portuaria capitalina, entre otras autoridades, para definir, tras la publicación del decreto No 515 de provincia de habilitación del funcionamiento de los puertos, el documento que establece la adecuación y aplicación de medidas de seguridad y sanitarias para el retorno de la pesca.

Después de evaluar la situación local y evacuar las inquietudes de los trabajadores, el intendente apuntó desde el Ejecutivo local y el Gobierno provincial “esperemos que la temporada se desarrolle de la mejor manera posible y que beneficie a todos los operarios”.

Consignó que “en la actualidad no tenemos nuevos casos positivos sin nexo epidemiológico, esto es muy importante, con lo cual nos dará un margen de trabajo”. De todos modos, “analizaremos el escenario de surgir algún brote, más que nada por lo que significa el hacinamiento que tienen los marineros dentro de las embarcaciones, por lo menos la Flota Amarilla, referido a espacios reducidos donde tienen que trabajar, lo que aumenta el riesgo de contagios para ellos”.

El intendente enumeró, según lo establecido por el protocolo, que “a los trabajadores se les exigirá el hisopado correspondiente 72 horas antes de embarcar; y el sector exigirá que sean tripulaciones locales las que se empleen por lo menos en nuestra flota. De necesitarse algún tripulante de otra zona del país, por alguna especialidad, deberán permanecer los 14 días de aislamiento, en un lugar que la propia empresa designe para tal fin. Al décimo día de confinamiento se hará el hisopado para que pueda abordar el barco y garantizarnos de que la persona esté libre del virus y no ponga en riesgo al resto de la tripulación”.

Será importante además la desinfección de cada busque toda vez que ingrese a Puerto Rawson a descargar, no sólo la rigurosidad se empleará a embarcaciones, sino a los camiones y a las áreas que intervengan en la operatividad del muelle.

“Todos somos conscientes que esto se puede modificar a medida que vaya transcurriendo la cuarentena y aparezcan casos positivos. Lo que se defina es para que la actividad se desarrolle con normalidad. Y si hay que revertir criterios, nos juntaremos con las autoridades sanitarias”, concluyó Biss.