La semana próxima se sabrá si Hompanera va o no a juicio oral y público por el delito de coacción contra Meiztner

El juez de garantías Gustavo Castro se tomò tres días para decidir si Edgardo Hompanera y Carlos Morales sindicalistas de una fracción del gremio de ATE, van o no a juicio oral y público por el delito de coacción contra Andrès Meiztner cuando èste era subsecretario de trabajo de la Provincia, en septiembre del año pasado

La audiencia preliminar se realizò en la Oficina Judicial de Rawson y ambos imputados fueron defendidos por el abogado Sergio Miranda a la vez que la acusación estuvo a cargo de la fiscal general Florencia Gòmez acompañada por el funcionario de fiscalía Leonardo Cheuquemàn.

Los hechos investigados ocurrieron en el interior de la Subsecretarìa de Trabajo en Rawson minutos después de las 13 hora el pasado 19 de septiembre cuando irrumpieron un grupo de militantes de una gracciòn del gremio de ATE, además de Hompanera y Morales. Segùn la descripción de los hechos que los acusadores investigaron, Hompanera y Morales comenzaron a proferir insultos y amenazas contra Meiztner intimidàndolo para que reconozca al gremio. En esas circunstancias Carlos Morales se acerca a Meiztner, lo amenaza de muerte y le manifiesta “….si desconocès al gremio te voy a cagar a tiros…” mientras que Hompanera le manifiesta “…sabès quièn soy. Te voy a matar”.

Objetividad

Originalmente en la denuncia policial Meiztner había indicado además que había sido amenazado con un arma de fuego. En la audiencia de este viernes la fiscal general Gòmez dijo que durante la marcha de la investigación no se encontrar pruebas suficientes para ser mantenidas en el juicio oral y público respecto de la presencia del arma de fuego durante el incidente. “Los acusadores estamos obligados a ser objetivo y por eso cambiamos la calificación legal. Ahora sostenemos que estamos frente a un delito de coacción”, indicó para adelantar que la pena a solicitar será la de un año y medio de prisión para ambos imputados.

En la audiencia se repasaron además los testigo de ambas partes, una veintena de personas entre otros funcionarios que se hallaban en el lugar, policías e investigadores. Ademàs existen videos que serán tenidos como pruebas. En este sentido cabe destacar que en la audiencia el defensor Miranda incorporò un video màs pero esta incorporación fue considerada “extemporánea” por Gòmez, diferencia èsta que también deberá ser resuelta por el juez de garantías Castro. Lo mismo ocurrió con una testigo incorporada por la defensa.

La fiscal Gòmez pidió además que el tribunal de enjuiciamiento sea unipersonal.