El municipio de Rawson, camino al centenario de Playa Unión, recordó la epopeya de quienes planificaron el balneario capitalino

La proyección del turismo comarcal, apuntado desde Playa Unión por quienes en 1920 la observaron como motor para el desarrollo económico de la zona, fue destacada por el municipio de Rawson en una producción audiovisual que memoró los orígenes del balneario capitalino, al cumplirse el 17 de noviembre un nuevo aniversario de su instauración como lugar para las prácticas recreativas, deportivas y gastronómicas.

La Secretaría de Cultura, Turismo, Deportes y Comunicación elaboró un documental con testimonios –también imágenes-, de personalidades que recordaron experiencias de aquella época, donde la flora agreste dominada la geografía escénica, más allá de la imponencia bravía del atlántico.

El corto audiovisual se difundió a través del Facebook del área que conduce Gabriel García, de la Municipalidad de Rawson y desde el perfil oficial del intendente Damián Biss. “Nos hubiera gustado este año poder hacer una gran celebración, pero la situación de la pandemia no lo permite, por lo tanto la forma de celebrarlo es con un documental con testimonios de vida”, explicó el subsecretario de Cultura, Gustavo Sosa.

Reseña

La coordinadora de Patrimonio Histórico y Museos, Patricia Lorenzo, relató que “elaboramos una cronología histórica de cómo era Rawson en la década del ‘20, después de la gran inundación de fines del siglo XX, cómo progresó, y el arribo del tren hacia la capital cabecera del Chubut, con miras a la terminal en puerto para trasladar la pesca y la producción agrícola que se cosechaba en nuestras chacras”.

“Esto –continuó la funcionaria-, lamentablemente no se pudo terminar con terminales puertos y se concluyó el 17 de noviembre de 1923 la terminal de las vías, con una estación precaria en Playa Unión. Y como ya había intención de parte de 3 visionarios muy reconocidos, Rosseli, Cannito, De Nichilo, se asociaron con la idea de plantear ante el municipio de Rawson un balneario en Playa Unión, donde estaban instaladas algunas casillas. Seguidamente, la Municipalidad otorgó la concesión a Juan Cannito y se aprovechó la llegada, el 17 de noviembre de 1923 a las 10, de la primera locomotora, y con ella el arribo de los primeros visitantes al balneario. Y se inauguró el complejo con la colocación de la piedra fundamental, cerca del paseo a las toninas”.