En Chubut regirá el juicio por jurados, de acuerdo a lo estipulado por la Ley XV 30, sancionada por la Legislatura de Chubut.

De esta manera, los ciudadanos de Chubut participan personalmente en la administración de la Justicia Penal como miembros de un jurado popular y definen sobre la culpabilidad o no de otro ciudadano en la comisión de un delito grave.

Claves para comprender el juicio por jurados

No es necesario saber de derecho: De modo simple, un juez explicará al jurado los aspectos jurídicos del caso. Los ciudadanos darán su veredicto basándose en todo lo que vieron y escucharon durante el juicio, guiados por su buena fe y sentido común.

Los jurados se eligen por sorteo: Una lista general de posibles jurados se sortea una vez al año del Padrón Electoral. Para cada juicio se sortea de esa lista a un grupo de personas, que pasan por una audiencia de selección hasta conformar un jurado imparcial.

Es una carga pública: Para el ciudadano designado es obligatorio asistir. Su empleador, sea el Estado o un privado, justificará su inasistencia y no podrá descontarle el día. También se reconocerán posibles gastos de transporte y comida. Si es autónomo, se le pagará el salario proporcional por día correspondiente a un juez.

Son requisitos: Ser argentino, mayor de edad, saber leer y escribir, tener domicilio en la zona donde ocurrió el delito. Abogados y funcionarios públicos no pueden ser jurados. Tampoco personas con antecedentes penales o con incluidos en el registro de alimentos morosos.

    Para integrar el jurado la ley dispone que se debe buscar equilibrio de géneros y edades.

Sólo para los casos más graves: Los juicios ante jurados populares se utilizarán para los delitos más graves cuyas penas puedan superar los 14 años de prisión.

¿Cuántos miembros tiene el jurado?: El jurado popular estará integrado por 12 miembros. Serán seis varones y seis mujeres.

Deben ver y escuchar todo el juicio: En el juicio recibirán, sin intermediarios, todas las pruebas, testimonios y alegatos. Con esa información deberán decidir si la persona acusada es o no es culpable del delito.

Deliberación secreta: Para llegar al veredicto el jurado discutirá en una sesión absolutamente secreta. Para asegurar su tranquilidad, podrán pedir un régimen de resguardo o incomunicación.

¿Qué pasa si de la deliberación no surge una decisión unánime de culpabilidad?

Si no se obtiene la unanimidad, la persona acusada debe ser absuelta, porque significa que el jurado tiene dudas y no está seguro de que la persona es culpable.