¿Qué dice la autopsia de Fernando Báez Sosa?

Según reveló el equipo de forenses en 2020, el joven recibió una patada mortal que le produjo un “shock neurogénico”. Los doctores también determinaron que el ataque con golpes de puño y patadas le provocó lesiones en todo el cuerpo, puntualmente en la cabeza, el abdomen y la mandíbula.

En tanto, en el informe que fue entregado a la fiscal del caso, Verónica Zamboni, el 22 de enero del 2020, explicaron los expertos: “Fernando en forma traumática producto de un paro cardíaco traumático por shock neurológico producido por múltiples traumatismos de cráneo que generaron hemorragia masiva intracraneana intraparenquimatosa sin fractura ósea”.

Una parte del sistema nervioso central se llama tronco encefálico y es la que domina las funciones involuntarias (respiración, presión arterial, temperatura corporal, sudoración, ritmo cardíaco).

Un traumatismo de cráneo o golpe en la cabeza puede generar un daño cerebral que directa o indirectamente lesione al tallo cerebral y, en consecuencia, todas sus funciones podrían fallar al instante”, explicó a Con Bienestar Roberto Rey, médico neurólogo (M.N. 65626), profesor de la Universidad de Buenos Aires y jefe del área de neurología del Sanatorio Finochietto.

El doctor señaló que, ante un daño similar a este, un paciente puede entrar en shock y morir rápidamente debido a la gravedad de las heridas ocasionadas. “El denominado shock neurogénico se produce por una lesión (traumatismos, coágulos, hematomas) dentro del cerebro. Si el tronco encefálico se daña, puede ser fatal”, agregó.