Tras un año de desafíos extremos y crecimiento profesional en la Base Marambio, en la Antártida Argentina, el joven ingeniero electromecánico, Gabriel Arias , regresa a casa para compartir su experiencia única. La noticia se difundió luego de que su familia publicara un emotivo video que destacaba no solo sus logros profesionales sino también su admirable adaptación a condiciones climáticas adversas y aislamiento.

Con tan solo 25 años, Rodríguez asumió la responsabilidad del área de comunicaciones en la Base Marambio, la estación científica más importante del país. En una entrevista exclusiva con FM Tropical antes de su partida, Gabriel detalló cómo fue seleccionado para esta posición y cuáles eran sus desafíos en un entorno donde las temperaturas llegan a los 30° bajo cero.

«En Marambio, todo se lleva al límite, no solo por lo hostil del clima, sino también desde el punto de vista profesional. Trabajar con ingeniería pura implica resolver problemas sin siempre contar con los materiales adecuados. A pesar de los desafíos, es sumamente gratificante», expresó

Te puede interesar Un Rawsense fue convocado para trabajar en la Antártida

La Base Marambio es conocida por albergar a científicos y exploradores que trabajan incansablemente durante todo el año en condiciones extremas. El joven destacó que el aislamiento y la convivencia con un grupo reducido de personas, todos de diferentes áreas y orígenes, fue una experiencia enriquecedora.

Para darle su merecida bienvenida, la familia de Gabriel Arias difundió un video que captura momentos significativos de su estadía en la Antártida, resaltando su crecimiento profesional y personal, la visita y su cotacto con el presidente Javier Milei, entre otras cosas.

El regreso del joven no es solo un retorno físico, sino una victoria sobre las adversidades. Su experiencia en la Antártida no solo lo ha transformado profesionalmente, sino también como individuo. El aislamiento y la convivencia con un grupo diverso de personas en condiciones extremas han sumado capítulos valiosos a su vida.

Es por eso que en este contexto, Gabriel no solo trae consigo la experiencia de haber desafiado los límites en el continente blanco, sino también la certeza de que, con determinación y pasión, los sueños más ambiciosos, pueden conquistarse. Bienvenido a casa!!!

A %d blogueros les gusta esto: